La segunda edición del informe “Índice de Conectividad Global” (GCI, según sus siglas en inglés) que elabora DHL y analiza el estado de la globalización en 140 países de todo el mundo ha otorgado a España el puesto 25 este año.

El estudio mide  la conectividad global según los flujos del comercio internacional, de capital, de información y de población. Incluye más de un millón de datos desde 2005 hasta 2011, clasifica a 140 países en función de esos 4 valores.

España se encuentra entre los 15 principales países en cuanto a capital e información. Ocupa el puesto 12 en amplitud (amplitud del componente internacional de un tipo determinado de actividad) y el 64 en profundidad (cuánto de internacional es una actividad determinada). En en conjunto de los cuatro pilares está en el 48.

En Comercio, en 2011, España exportó bienes por valor del 20% de su PIB y exportó servicios por valor del 9% de su PIB. El 74% de las exportaciones de mercancías de España fueron dentro de Europa, a pesar de que Europa representa sólo el 30% de la economía mundial. En cuanto a capital, sólo el 8% de la Formación Bruta de Capital Fijo en España se produce por la entrada de inversión extranjera directa (IED), y el 84% del volumen de la IED entrante a España proviene de la propia Europa.

En Información, el estudio refleja que el 55% de los minutos de las llamadas internacionales desde España fueron a otros países dentro de Europa y el 64% de las exportaciones españolas de publicaciones impresas fue también intrarregional. Y en Población, el 97% de las personas nacidas en España aún reside en el país, y entre el 3% que han emigrado fuera del país, el 60% permanece en Europa.

El informe concluye que el mundo, hoy en día, está menos conectado globalmente que en 2007. Los datos comprendidos desde el año 2005 a 2007 reflejaron un fuerte aumento, pero a partir de este último año los indicadores cayeron abruptamente al comienzo de la crisis financiera. A pesar de las leves mejoras a partir de 2009, la conectividad global aún debe recuperarse y volver a alcanzar el pico que alcanzó antes de la crisis.

Print Friendly, PDF & Email