Un país con unos “niveles de paz muy estables” y con índices de violencia y sobre todo de homicidios entre los más bajos del planeta. Asi se califica a España en el informe “Global Peace Index” del Instituto para la Economía y la Paz (IEP) que lleva 10 años evaluando este tema mundialmente y que en su edición de 2016 ha estudiado a 163 Estados y territorios, repasado 23 indicadores cualitativos y cuantitativos diferentes, como impacto terrorista, percepción de criminalidad, población encarcelada, muertes violentas, etc.

(Foto: Flickr/Calafellvalo)

España queda en el puesto 25 entre los lugares más pacíficos del planeta, lo que constituye un avance destacado con respecto a 2009 cuando aparecía en el 40º lugar. El país más seguro según el índice global es Islandia, seguido por Dinamarca y Australia, mientras que Siria es el más peligroso, justo por delante de Sudán del Sur e Irak.

Pero los indicadores parciales, España sale especialmente bien parada en varios aspectos. Así por ejemplo la tasa de 0,7 homicidios por cada 100.000 habitantes nos coloca como el noveno país con menor índice. Y el país obtiene asimismo la máxima puntuación en variables como manifestaciones violentas, muertes por conflictos organizados, numero de conflictos luchados, personas desplazadas o relaciones con países vecinos.

El estudio sin embargo refleja que el mundo es hoy un lugar más peligroso que en 2015. Así se señala que tan sólo hay 10 países en el mundo que no están involucrados en ningún conflicto interno o externo: Botswana, Chile, Costa Rica, Japon, Mauricio, Panamá, Qatar, Suiza, Uruguay y Vietnam