En España, la recuperación va del mano de un aumento de la desigualdad y… del patrimonio de las grandes fortunas. Es una de lecturas que se desprende de la última Estadística de los Declarantes del Impuesto de Patrimonio de la Agencia Tributaria. Los datos corresponden al ejercicio 2017 pero confirman varias tendencias. Aumenta el número de superricos en España, pasando de los 579 del año anterior a 611 -y triplicando su número con respecto a hace una década-. Pero también crece el patrimonio de las grandes fortunas, casi un 25% en los últimos cuatro años, mientras que el de los hogares no alcanza el 9%.

gran-via-tienda-loewe-mad

El dato del aumento de “superricos” -calificativo con el que se designa a los contribuyentes que declaran un patrimonio de 30 millones de euros o más- es especialmente significativo en términos de “brecha de desigualdad” si se compara con el de diez años antes. En 2006 en pleno boom del ladrillo y antes de la crisis, sólo hubo 200 personas en ese tramo. En 2017, y tras la dura crisis vivida en España, han crecido hasta los 611, más del triple. La estadística también refleja un aumento del número de “ricos a secas” cuyo patrimonio es superior a 1,5 millones. En 2017 sumaron 60.337 en 2017, lo que supone un aumento de 5.655 con respecto a los 54.682 de solo cuatro años antes.

Pero además el patrimonio de todas las grandes fortunas asciende ya a 669.062 millones de euros, una cifra que equivale a la mitad del PIB nacional, que el año pasado se cerró por encima de los 1,3 billones. Y se ha disparado en más de 130.000 millones de euros en los últimos cuatro años o desde que se inició la recuperación, lo que supone un crecimiento del 24,5%. En comparación las mejora de las rentas de los hogares no alcanza el 9% y la tasa de pobreza permanece prácticamente congelada.

 

Print Friendly, PDF & Email