España cuenta ya con 35.000 robots industriales y en 2016, último año en que se tiene datos pormenorizados, vendió 3.900 robots al exterior y adquirió 3.221 unidades. Son estadísticas de la Asociación Española de Robótica y Automatización (AER) que colocan a España como sido la séptima potencia mundial en robótica este año. Pero además hay al menos 10 empresas españolas que son punteras en esta industria y referencia en el exterior.

(Foto: Flickr/Jlmaral)

El parque de robots en España creció un 6% en el último año y ya hay dos robots por cada mil trabajadores que funcionan a pleno rendimiento en todo tipo de sectores. Las cifras de España solo son superadas en Europa, por Alemania, líder claro, con cuatro robots por cada mil trabajadores, Italia y Francia. A nivel mundial, China es el claro dominador, seguido por Corea del Sur, Japón y EEUU. La Federación Internacional de Robótica incluye a España desde hace un par de años en sus informed dentro de los “importantes mercados europeos” y en la séptima posición global.

Algunas voces señalan sin embargo que estas cifras no son tan positivas, porque se centran en la cantidad, no la calidad o tecnología innovadoras. Ángel Hernández, director de negocios internacionales de Fetch Robotics, una start-up de robótica de Silicon Valley que provee a multinacionales como DHL, SAP o Inditex, afirmaba en Xataka: “Cuando ves un informe que da cifras de ventas cientos de miles de robots está claro que no alude a tecnologías innovadoras. No son robots con ningún tipo de inteligencia, capaces de interactuar con humanos de forma inteligente para hacer el trabajo más fácil”.

Pero hay también empresas españolas que están destacando en el campo de la innovación y son referentes mundiales, especialmente en campos como los dispositivos asistenciales, la maquinaria de fabricación o los drones. Business Insider ha señalado a 10 compañías concretas de Madrid, Barcelona, Euskadi o Asturias por su relevancia en la robótica.

Entre ellas está Adele, una compañía asturiana que ha desarrollado el robot Tico, un dispositivo social que permite interactuar con humanos, pudiendo mantener conversaciones, hacer compañía o servir de asistente en comercios. También aparece PAl Robotics, una startup catalana que ha creado el robot semihumanoide TIAgo que ayuda a las personas mayores que no pueden valerse por si mismas. En este mismo campo, también figura MACCO Robotics, especializada en androides amigables que puedan hacer el check-in o check-out de hoteles, servir bebidas o gestionar flujos de personas.

Por su parte, la madrileña Aura Robotix destaca por OSCANN, un casco que permite diagnosticar patologías como autismo, hiperactividad, parkinson o demencia, mientras que la vasca Erle Robotic, aparece por su hardware. También con sede en Madrid, está UAV Navigation, experta en drones. Y hay además varias firmas de Euskadi y Cataluña centradas en el ámbito industrial como Inser Robótica, un integrador tecnológico, Aritex e Ingernersun, ambas expertas en soluciones de automatización o Sadako y su robot que selecciona y separa residuos urbanos para el reciclaje.

Print Friendly, PDF & Email