Por primera en la encuesta que realiza la consultora Knight Frank, los inversores extranjeros se han decantado por el mercado inmobiliario español como el preferido, superando a Reino Unido, que había el elegido en los últimos cuatro años. España recibió un 26% de los votos, frente al 25% del mercado británico.

La encuesta se hizo entre 200 inversores del sector inmobiliario en Londres que eligieron el país preferido para invertir en los próximos meses. Tras España y Reino Unido quedó Alemania con un 16%. La mayor caída la registró Francia que solo recibió el 5% de los votos. Por segmentos de mercado, el de oficinas fue el preferido entre los encuestados, al que votaron un 35%, seguido del de locales comerciales, distribución, y residencial.

(Foto: Flickr/Landahlauts)

Humprehey White, director de capital markets de Knight Frank en España, adelantó en un desayuno con medios que el volumen de inversión en inmobiliario en España que estima su empresa este año es de unos 3.500 millones de euros, sin contar con operaciones de deuda relacionadas con el sector. “España ha pasado de ser un país de inversión poco deseable al primer foco de interés para los inversores. El inversor percibe que las rentabilidades en nuestro país están 200 puntos básicos por encima de algunas otras ciudades.

Y destacó la participación en operaciones inmobiliarias de inversores en el sector europeo hasta ahora poco corrientes, como fondos de pensiones americanos, fondos soberanos asiáticos o inversores particulares de Oriente Medio. White lo percibe como muestra del cambio de perfil de inversor que apuesta por España. Ya no son solo fondos oportunistas y compradores de deuda, sino inversores que buscan menos riesgo y más tradicionales.

Print Friendly, PDF & Email