Portada del Financial TImes

Además del comentado editorial de Los Angeles Times en defensa de Garzón, otros periódicos extranjeros llevan el caso en sus páginas. The Economist, el Financial Times y el Corriere della Sera son los últimos.

En The Economist el reportaje titulado “La nueva Guerra Civil” se hace eco de los problemas que le han surgido a Garzón tras iniciar su investigación sobre crímenes del franquismo. Incide además en una cuestión que ya tocó el editorial de Los Angeles Times: la politización del sistema judicial español que aseguran “se encuentra entre la espada y la pared?.

Para sorpresa de muchos, la denuncia ha sido admitida por varios estadios judiciales. La decisión final si llevar a juicio al magistrado todavía está pendiente. Pero algunos jueces del Tribunal Supremo parecen estar felices por verlo en el banquillo. Algunos de sus seguidores huelen la venganza.”, dice el texto. Y el reportaje termina subrayando una paradoja: “Sería raro en verdad que la única persona que fuera a juicio por los crímenes de la guerra civil fuera el Juez Garzón”.

El Financial Times también menciona la causa contra el magistrado y habla de un doble desafío para Garzón. El del Supremo y el del Consejo General del Poder Judicial: “cuyos miembros son nombrados por el Parlamento y que, por consiguiente, se espera que voten dentro de determinada línea política, que ha comenzado este mes procedimientos para suspender a Garzón de sus obligaciones?.

Además el artículo que firma Victor Mallet menciona lo “inusual” que resulta que el poder judicial del país haya admitido a trámite denuncias interpuestas por Manos Limpias, Libertad e Identidad y Falange Española.

Finalmente el texto de El Corriere della Sera asegura que “en España, Garzón se ama o se odia, y las razones para detestarlo son, según su abogado, consecuencia de sus objetivos: ensalzado por la derecha cuando indagaba sobre el entonces presidente del gobierno socialista, Felipe González, pero caído en desgracia en cuanto se entrometió en las cuestiones del gobierno de la Comunidad de Valencia, y sobre todo cuando decidió ordenar la apertura de las fosas comunes de víctimas de los franquistas. Todo ello podría influir en la decisión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), formado por 21 miembros de nombramiento político: ??La mitad elegida por el PP querrá suspenderlo, y también entre los llamados progresistas hay quien se ha declarado públicamente en contra de Garzón”.

Print Friendly, PDF & Email