En España podrán votar en las próximas elecciones del 22 de mayo los extranjeros que tengan residencia legal y que pertenezcan países con los que España ha firmado un acuerdo de reciprocidad, es decir donde los ciudadanos españoles también pueden votar. Tendrán que acreditar además 5 años de residencia legal en nuestro país. Esto supone que además de los ciudadanos de países de la UE que pueden votar en las municipales desde 1994, en la próxima convocatoria electoral podrán hacerlo por primera vez también 350.000 ciudadanos de Chile, Ecuador o Noruega entre otros.


(Foto: Flickr/Eliasverdes)

Según informa el diario Público, el último informe de 2010 de la Secretaría de Estado e Inmigración recoge que en España había, el 30 de septiembre, 4,73 millones de inmigrantes regulares. De ellos, 1,47 tienen derecho al voto en las municipales del 22 de mayo, según el Instituto Nacional de Estadística (INE): 1,12 por ser comunitarios y 350.000 por ser de países cuyos gobiernos tienen pactos de reciprocidad.

De momento estos acuerdos se han firmado con Bolivia, Cabo Verde, Chile, Colombia, Ecuador, Islandia, Noruega, Nueva Zelanda, Paraguay y Perú. Hay negociaciones en marcha con Argentina y Venezuela, para futuras convocatorias y algunos reclaman que se abran también con Marruecos (758.900 legales en España), China (152.853) y los países africanos, que suman casi un millón.

Para votar, estos inmigrantes tienen que haber tramitado su inscripción en el censo, cuyo plazo acabó el pasado 25 de enero. El INE asegura que en breve se conocerá el número de inscritos, pero algunas ONG´s denuncian que unos 300.000 se quedarán fuera. “Ha habido mucha desinformación y trabas burocráticas” segun Mikel Araguás, secretario general de Andalucía Acoge y miembro de Tod@s Iguales, Tod@s Ciudadan@s.

Pedro Zerolo, secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del PSOE, que promovió la iniciativa considera que “el voto es una de las mejores herramientas para la integración, se construye cohesión social”. Raúl Jiménez, portavoz de la asociación Rumiñahui llevaba años reclamando el derecho a voto “en el lugar en el que vivo y pago impuestos. Es una oportunidad histórica, ya nos sentimos ciudadanos de pleno derecho, no sólo mano de obra barata”, ha asegurado

 

Imagen de previsualización de YouTube

ACTUALIZACION: Ya se conocen las cifras de extranjeros no comunitarios registrados para votar el 22 de mayo. Sólo un 13% se ha apuntado: 45.554 de los 350.000 que tenían derecho a hacerlo.