Mi empe√Īo es empezar este blog antes del principio. Es decir, antes de que amanezca¬†y la pol√≠tica local ponga el contador a cero. Pronto sabremos c√≥mo se ha condenado la corrupci√≥n urban√≠stica, el saqueo municipal o la vivienda por las nubes. Sabremos tambi√©n si la prepotencia pol√≠tica tiene precio.

Yo voto en Madrid y esta ma√Īana repet√≠ mi rutina electoral: Votar y pasear desde el centro hasta el sur (a golpe de vinitos y alg√ļn pincho). De camino, memoric√© por √ļltima vez los carteles de los candidatos: Esperanza, Gallard√≥n, Sebasti√°n, In√©s Saban√©s‚?¶ A la altura del Paseo del Prado todo iba bien.

Pocas calles m√°s arriba (camino de Vallecas) he vuelto a mirar desde el cielo de los pol√≠ticos a la acera de las familias. ‚??Imposible que estos j√≥venes, inmigrantes y padres felices tengan algo que ver con Esperanza Aguirre‚??, pens√©. ‚??Ni el tejido de su ropa, la forma de mirar, ni la postura de los hombros tienen nada que ver con ellos‚??. Y uno no puede votar a quien no se parece a s√≠ mismo.

Con la legitimidad que dan las urnas, empezamos otra vez, nos gusten o no los resultados. En mi caso, vuelvo a coger ox√≠geno porque no puedo vivir en una ciudad donde la agenda liberal de los partidos se oponga a la agenda social de las personas. Pase lo que pase, muchas gracias a Radiocable por este espacio. Tengo la sensaci√≥n de que queda mucho por contar‚?¶

Un abrazo a los que votaron
(‚?¶ y a los que no).

Print Friendly, PDF & Email
2 Replica a este post
  1. Por fin un lugar donde saber de tí! me hace muy feliz poder leer tus comentarios, escuchar tus opiniones, ya que eres una persona que me ha aportado mucho. Ahora podré saber de tí. He visto que, muchas veces los pensamientos no se convierten en realidad, y en Madrid volvéis a tener un gobierno que no tendrá en cuenta la realidad social que existe.
    No perezcamos, continuemos pensando que a√ļn nos quedan fuerzas para que nuestra voz se escuche m√°s que nunca. La sociedad lo necesita