El diario germano destaca en una crónica de su corresponsal Paul Ingendaay que pese al descrédito generalizado que afecta a todas las instituciones españolas, incluída la Casa Real, hay quien sigue creyendo que con una campaña de imagen es suficiente. Menciona el nombramiento de un Alto Comisionado pero asegura que no ha logrado mejorar la reputación del país. Y cree que para lograr este objetivo haría falta más autocrítica, pero siendo comedidos en las autoflagelaciones y en los autoelogios, reconocer que ciertas cosas deben cambiar y reconquistar a la generación más joven.

El artículo de en el FAZ

Frankfurter Allgemeine Zeitung analiza la reacción de los políticos tras la imputación de la Infanta: “El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García Margallo, subrayó que espera que el caso se solucione rápidamente, puesto que ??no sirve para la Marca España?. Esto bien merece que se le preste atención: Desde el punto de vista de las élites funcionariales, el bien digno de ser protegido es la `Marca España´, no el Estado de Derecho, ni la Constitución, ni tampoco la transparencia en economía y política. Resulta difícil no ver un patrón en ello, pues la profunda crisis económica en España también es una crisis moral.”

El texto añade: “En vista de las noticias catastróficas de las últimas semanas y meses, la preocupación prioritaria es la fijación en la apariencia externa. El año pasado, el ministro de Exteriores Margallo nombró a un Alto Representante para la ??Marca España?: un prestigioso gestor industrial de gran éxito que fue elevado al rango de secretario de Estado. Así pues, en este país hay alguien que vela por la imagen de España día tras día. ¿Y acaso ha servido de algo? Ni un ápice.”

Y sostiene: “La corrupción y el afán de lucro van en paralelo a todos los enternecedores esfuerzos por embellecer cosméticamente la reputación que tiene el país y que ??seamos sinceros?? se merece. ¿Qué haría falta entonces? Disposición a la autocrítica, por ejemplo. Comedimiento, tanto en los autoelogios como en las autoflagelaciones. Reconocer que las cosas tienen que cambiar para que mejoren. Emitir una señal a la generación más joven, que prácticamente ya no cree en nada. En lo referente a la `Marca España´, un agudo columnista del diario ABC escribió hace poco lo fundamental sobre el tema: `El auténtico problema de la Marca España? es España´. ?

[Leer el articulo completo en el Frankfurter Allgemeine Zeitung]

Frankfurter Allgemeine Zeitung es un diario fundado en 1949 y referencia para el mundo de los negocios y los círculos intelectuales. Es propiedad, en un 93% de la Fundación independiente FAZIT-Stiftung. Su línea editorial es liberal-conservadora. Su circulación en enero de 2013 era de 382.000 ejemplares, la segunda mayor entre los diarios alemanes. Es además el periódico alemán de mayor difusión en el extranjero y llega a 148 países. Cuenta con una de las mayores redes de corresponsales de prensa del mundo, gracias a la cual puede mantener una gran independencia de las agencias de prensa. En noviembre del 2012 provocó fuertes polémicas en España, por su postura contra la inmigración española hacia Alemania durante la crisis.