La condena a 1 año de cárcel a César Strawberry por sus bromas sobre terrorismo en Twitter ha provocado una ola de indignación y rechazo en la red. Periodistas, artistas, políticos y tuiteros consideran que la sentencia del Supremo es una “criminalización” y un “preocupante” ataque a la libertad de expresión. Se cuestiona además que la cárcel pueda ser una respuesta proporcionada por escribir unos mensajes irónicos aunque sean de mal gusto. Y algunos señalan que indica que España parece intentar solucionar los problemas de una democracia… con menos democracia.

https://twitter.com/kidwithagun/status/822091768397266949