La proximidad de las elecciones griegas y las del 27S en Cataluña han disparado las comparaciones y utilizaciones de la situación de ambos pueblos. En las redes sociales se señalan las similitudes entre el desafío que tanto la Grecia de Tsipras como la Cataluña de Mas plantean a nivel europeo pero se advierte que ambos se enfrentan al muro de la “política real”.

También hay análisis de las advertencias del Banco de España sobre el riesgo de corralito y huída de entidades similar al de Grecia si hubiera independencia en Cataluña. Algunos prescriptores creen que no funcionará la política del miedo, pero otros advierten que la asfixia financiera sería una de las herramientas de disuasión europeas, como lo fue con Atenas.

Print Friendly, PDF & Email