La exhumación de los restos de Franco y el debate sobre convertir el mausoleo del Valle de los Caídos en un museo sobre los horrores de la guerra y el fascismo, junto con la fórmula del Decreto Ley con la que el gobierno de Sánchez ha planteado la cuestión, son cuestiones ampliamente comentados y analizadas en la red por periodistas, políticos, empresarios, juristas o corresponsales extranjeros. A pesar de que se aprecia que es un asunto que sigue generando división, cada vez hay más opiniones que apuntan que el país está preparado para ello y es “necesario”. La fórmula del Decreto Ley suscita en cambio algunas reticencias y objeciones jurídicas, aunque también se señala que a nivel político ofrece a algunos un motivo para justificar su oposición. Pero abundan las reflexiones que consideran que 40 años después de la muerte del dictador, si afrontar la cuestión del Valle de los Caídos en su conjunto “no es prioritario ahora, puede no serlo nunca”.

Graham Keeley, de The Times: “El gobierno socialista española listo para aprobar un Real Decreto para forzar la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos. ¿Puede esto provocar más división sobre el dictador que murió hace más de 40 años?”

William Chislett: “¿Que debería hacer con la tumba de Franco en el Valle de los Caídos?”. Asegura: “Trasladar la tumba ya no es un asunto divisivo. Pero un reto mayor es forjar un acuerdo sobre el pasado y una narrativa común.”

Print Friendly, PDF & Email