Dolores Delgado y Pedro Duque son los últimos nombres de ministros de Pedro Sánchez envueltos en polémica por las grabaciones del comisarios Villarejo y la compra de una vivienda a través de una sociedad, respectivamente. Pero no es el primer, ni seguramente el último escándalo que salpica al gobierno socialista que se enceuntra bajo presión y que ya ha tenido dos dimisiones. En la red periodistas, politólogos y ciudadanos analizan la coyuntura y la respuesta que está dando y que puede dar Sánchez. Muchos señalan que la ofensiva mediático-política está siendo despiadada y parece programada y alertan de los riesgos que supone. En este sentido consideran que el presidente del gobierno debe “aprender de la derecha” y “resistir”, aunque también hay opiniones que advierten que el deterioro y debilidad del gobierno son cada vez más pronunciados.

Y añade: “Sánchez descubre estos días los límites de la política de imagen y los riesgos de fiarlo todo al discurso de la superioridad moral.”

https://twitter.com/pbcueto/status/1045231076011061249

Print Friendly, PDF & Email