El anuncio de que la Fiscalía mantiene los cargos de rebelión y pide 25 años para Junqueras y 17 para Forcadell y los “Jordis” a pesar de que la Abogacía del Estado sólo acusa por sedición y malversación y pide penas por la mitad de años, es analizada en la red por periodistas, juristas y corresponsales extranjeros. Hay un gran controversia al respecto y muchos análisis consideran que penas que pide la Fiscalía son “desproporcionadas” y  una “locura”. Algunos incluso señalan que “parecen más una venganza que justicia”. Aunque hay también opiniones que consideran “impecable” el escrito de la Fiscalía y celebran que se mantenga el cargo de rebelión. También es objeto de atención y valoración el gesto del gobierno a través de la Abogacía del Estado, aunque con distintas interpretaciones. La sensación general es en cualquier caso que se ha azuzado el conflicto catalán.

Raphael Minder, del New York Times: “¿Un giro destacable del gobierno español? Ha dejado caer el cargo de rebelión (violenta) contra los políticos catalanes que era también la principal razón por la que Alemania y demás países no extraditaron a Puigdemont y otros a España”.

Print Friendly, PDF & Email