La sugerencia del Ministro de Justicia de plantear multas para los medios de comunicación que publiquen sumarios judiciales o filtraciones ha indignado a la profesión. Periodistas, tanto españoles como extranjeros, rechazan de plano y en masa desde twitter lo que plantea Rafael Catalá. Algunos la califican de “ocurrencia” que equivaldría a amordazar a la prensa. Y a pesar de la “rectificación” del ministro  asegurando que se trataba de una “reflexión”, sus palabras son señaladas como “preocupantes”.

Graham Keeley de The Times: “No están planeando una ley -aún- pero es preocupante”.