La recogida de avales en la precampaña de las primarias del PSOE ha evidenciado que la carrera por liderar el partido está mucho más reñida de lo que se pensaba y ha despojado a Susana Díaz de la etiqueta de “clara favorita”. Es el análisis que hacen, en la red, periodistas, politólogos y militantes. En general se señala que los 57.000 avales presentados por Pedro Sánchez suponen el renacer” de un candidato al que muchos habían enterrado antes de tiempo. Pero también se apunta que el resultado, con los 63.000 avales logrados por Susana Díaz, evidencia que hay una fuerte división en el PSOE y que la campaña por la Secretaría General va a estar muy polarizada. Aunque hay mayor disparidad de opiniones sobre qué puede pasar el día de la elección y a quién puede beneficiar el hecho de que el voto sea ese día secreto.