Los vaivenes del gobierno sobre si se restituirá la sanidad universal para inmigrantes ilegales son analizados en la red por periodistas, políticos y ciudadanos. Se destacan las contradicciones en el PP, donde coinciden Cristina Cifuentes que ha ordenado que en Madrid se atienda a todos los inmigrantes y Xabier García Albiol que defiende quitarles la tarjeta y que sólo accedan a urgencias. En este sentido se apunta que el gobierno, en la persona de Alfonso Alonso, ha tenido que matizar su postura, en principio a favor de devolver la tarjeta, para no desautorizar a nadie. Y se señala que estos cambios de opinión se deben a los particulares intereses electorales de cada protagonista.