El diario francés destaca en una crónica de Mathieu de Taillac que España “ya no cuida gratis a los sin papeles”. Y se hace eco de la oposición a la medida de una asociación de médicos que apela a la “objeción de conciencia”.

Un centro de salud en Madrid
(Foto: Flickr/Ricardo Ricote)

Le Figaro resalta: “En su lucha por la austeridad, el gobierno español decidió privar de cobertura sanitaria gratuita a los inmigrantes que se encuentren en situación irregular. Un millar de médicos, que se ha declarado objetores de conciencia, anuncian que continuarán prodigando sus cuidados de manera gratuita.”

Y detallan como “la Sociedad Española de Medicos de Familia y de Comunidad (SEMFYC) está organizando la rebelión. La asociación representa a más de la mitad de los médicos de familia en España. En su página web, un formulario permite a quienes lo desean enviar su “objeción de conciencia” a las autoridades sanitarias. Con su rebelión, los médicos buscan sobre todo llamar la atención de las autoridades y negociar. Porque el proyecto todavía no está claro en muchos aspectos. Y parece cambiar día a día.”

El diario añade: “Para el gobierno la prioridad sigue siendo ahorrar. Según los cálculos, la exclusión de los inmigrantes en situación irregular del acceso gratuito a los cuidados, combinada con restricciones contra el `turismo sanitario´ de los europeos, permitiría un ahorro de mil millones de euros anuales.”

[Leer el artículo completo en Le Figaro]