BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El británico Financial Times publica un artículo de Paul Betts sobre nuestro país titulado ??Las credenciales verdes de Zapatero entran bajo presión nuclear?. Según Betts, el Presidente del Gobierno “está a punto de tener la oportunidad de confirmar sus convicciones antinucleares con la central nuclear de Garoña después de 40 años en funcionamiento?.

??Desde el principio, Zapatero ha sido un claro defensor de las energías renovables y un enemigo de la alternativa nuclear. Bajo la dirección del Presidente socialista más verde que los verdes, el país se ha convertido, junto con Alemania y Dinamarca, en uno de los productores líderes de electricidad procedente de los molinos eólicos. Actualmente, esta energía satisface aproximadamente el 15% del consumo de electricidad del país. Zapatero también ha anunciado que planea cerrar ocho reactores nucleares cuando lleguen al final de su vida natural. Ahora está a punto de tener la oportunidad de confirmar sus convicciones antinucleares con la central nuclear de Garoña después de 40 años en funcionamiento?.

??Sin embargo, el Presidente se lo está pensando dos veces. Aunque al final la decisión de cerrar Garoña será una decisión política, el Consejo de Seguridad Nuclear del país ha recomendado que la central nuclear debería seguir funcionando otros 10 años, mientras el sistema de funcionamiento de la nuclear se ponga al día y se vaya modernizando. El operador de la nuclear ??una empresa conjunta entre Iberdrola y Endesa- está interesado también en una ampliación de tiempo, que evitaría la pérdida de 1.000 empleos y el cierre de una central nuclear rentable, con un historial de seguridad excelente, que produce el 1,35% de la electricidad que se consume en España. España depende de la energía nuclear para el 20% de su producción de electricidad?.

??Las encuestas de opinión sugieren que los ciudadanos españoles empiezan a ver con mejores ojos la opción nuclear, incluso estando la mayoría en contra de ella o siéndoles indiferente. Aparte de Alemania, que se ha comprometido a cerrar todas sus centrales nucleares cuando lleguen al final de su vida natural, otros países europeos se están mostrando cada vez más a favor de la opción nuclear. Este no es sólo el caso del Reino Unido, sino también de Italia. Así que, todo esto sugiere que habrá un compromiso. Zapatero probablemente aceptará ampliar la existencia de la central nuclear de Garoña, pero sólo durante cinco años. Esta solución intermedia podría ser una solución conveniente para mantener sus credenciales verdes?.

Print Friendly, PDF & Email