BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

James Matthews del británico Financial Times publica un texto titulado: ??La juventud española fuera de sus casillas por el recorte de presupuestos para la celebración de corridas de toros?. Según el autor: ??descienden estos eventos un 20% con relación al año pasado?.

??Dos pueblos ubicados al sur de Madrid, Pinto y Rivas Vaciamadrid han cancelado las corridas de toros, estrellas de sus fiestas locales estivales, causando la indignación de los aficionados. El ayuntamiento de Pinto justificó esta medida por motivos financieros. Juan José Martín, Alcalde socialista de la localidad, declaró que había sido una decisión ??penosa y difícil de adoptar?? […]?.

??Los grupos defensores de los derechos de los animales han aplaudido esta decisión de reducir el número de corridas de toros y criticaron el continuado apoyo financiero estatal para estos eventos. Una corrida organizada en pueblos y ciudades españolas puede costar entre 18.000 y 100.000 euros. […] Los aficionados de Pinto proyectan llevar a cabo una campaña para que el año que viene se reanuden los festejos taurinos, aunque el ayuntamiento siga teniendo un presupuesto propio de una situación de recesión económica?.

Desde luego la imagen que proyectamos los españoles en el exterior tiene demasiadas veces tintes pintorescos. Desconozco si tal y como dice James Matthews ??La juventud española está fuera de sus casillas” y quiero pensar que no es cierto, pues como hemos dicho aquí otras veces, los toros nos retratan como una sociedad primitiva. Las corridas, aún siendo tradiciones culturales, no justifican el dolor que provocan.

Por otra parte que la gente vaya a exigir que “se reanuden los festejos taurinos” incluso “aunque el ayuntamiento siga teniendo un presupuesto propio de una situación de recesión económica” es un síntoma propio de la pandereta y que nos retrata perfectamente. O la gente no se ha enterado de que estamos en crisis, o estamos en crisis porque la gente no se ha enterado. Pais petit.

Print Friendly, PDF & Email