Peter B. Kaplan es un fotógrafo de paisajes urbanos. Solo que en vez de hacer su trabajo a ras de suelo lo hace desde las alturas. Pero no subiéndose a un avión o un helicóptero para captar imágenes cenitales, sino agenciándoselas para escalar y colgarse de los puntos más altos de edificios y estructuras y disparar su cámara desde ahí arriba.

Todo empezó en 1974, un día al pie del World Trade Center. Kaplan estaba maravillado preguntándose como quedaría un foto mirando al suelo desde el punto más alto de las torres. Y consiguió el permiso para hacerla desde las vigas superiores. Pero luego pensó que quedaría mejor desde unos metros más arriba y montó una especie de pertiga-trípode para captar la imagen. Hoy ha perfeccionado tanto su invento, que puede llegar a elevarse a casi 15 metros más alto de donde él esté. El resultado son una instántaneas espectaculares que dan vértigo.

Empezó en Nueva York y allí ha fotografiado casi todos los rincones posibles, desde el Empire State Building hasta la Estatua de la Libertad, pero luego ha viajado y escalado rascacielos, torres o antenas de todo EEUU y el mundo. Y aunque pueda parecer un loco temerario Peter B. Kaplan siempre se ha asegurado de trabajar en condiciones de máxima seguridad, con un equipo técnico sofisticado… y siempre con permiso. Todo para conseguir que sus fotos “hagan sudar a la gente”. (fuente: kotke)

Print Friendly, PDF & Email