El diario aleman cree que Madrid tiene “razón en oponerse al referéndum catalán porque no hay motivos para la secesión de Cataluña” dentro de un estado democrático moderno que permite participar en la estructuración de la vida en común. El artículo de su corresponsal Martin Dahms cree que los catalanes persiguen ser un nuevo sujeto democrático más pequeño y cuyos miembros son más parecidos. Pero advierte: “Estos procesos no termina nunca. El Estado plácido en el que todos los ciudadanos pertenecen a una sociedad aparentemente homogénea no existe.”

Frankfurter Rundschau dice: “Los motivos que hacen que muchos catalanes aspiren a la independencia son económicos y por otro de carácter sentimental: Muchos catalanes no se sienten españoles. Los estados no son formaciones naturales sino unidades administrativas que han surgido a consecuencias de guerras, periodos señoriales y tratados. Por lo tanto, cualquier frontera podría trazarse también de otra manera. Pero la ventaja de los estados modernos de corte democrático es que todas las personas que viven dentro de estas fronteras casuales pueden participar en la estructuración de la vida común que ha surgido de este modo”.

Añade: “Quien exige el derecho a la secesión no reclama una exigencia democrática como cualquier otra, sino que aspira a un nuevo sujeto de la democracia: una comunidad más pequeña y abarcable, cuyos miembros presumiblemente son más parecidos entre sí que los del Estado de mayor tamaño al que pertenecían hasta entonces. Por lo tanto, un referéndum independentista no sería un proceso democrático sino un procedimiento meta-democrático que re-estipularía quién tiene derecho a decidir,  en la esperanza de lograr que las exigencias desconsideradas de la sociedad masificada se vuelvan algo más soportables. Un proceso de este tipo, por principio, no termina nunca. El Estado plácido en el que todos los ciudadanos pertenecen a una sociedad aparentemente homogénea no existe.”

[Leer el artículo completo en Frankfurter Rundschau]

Frankfurter Rundschau se fundó en 1945 al ser primer periódico autorizado por las fuerzas estadounidenses en su zona de ocupación. De información general es de tendencia social liberal, fue considerado la voz de la izquierda alemana en los años 60 y 70. De hecho pertenece a la editora DuMont de Colonia y al partido socialdemócrata SPD. Su tirada actual es de 150.000 ejemplares e incluso llegó a los 190.000 en 2001. A pesar de ello y de tener una web exitosa, los ingresos del periódico no han logrado compensar los costes. Y en dicienbre de 2012 se declaró insolvente. Se anunció que sólo seguiría imprimiéndose hasta enero, pero de momento continúa editándose.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

 

Print Friendly, PDF & Email