Solo uno de cada 12 nuevos proyectos emprendedores llega a triunfar. Startup Genome ha analizado 3.200 empresas y ha encontrado algunas respuestas de por qué sucede esto. Para explicarlo de forma gráfica, Visual.ly ha traducido al lenguaje infografíco las recomendaciones sobre qué deben hacer y que no.

La conclusión es que para tener éxito con un proyecto empresarial es fundamental tener un buen producto y un mercado amplio para el. Un start-up debe ser capaz de ir escalando. Y creen que para ello tiene que crecer de forma equilibrada en cinco dimensiones fundamentales: cliente, producto, equipo, modelo de negocio y financiación. El motivo predominante de fracaso en este analisis es una escalada prematura en una o más de esas dimensiones. [visto aqui]