El diario financiero británico publica un artículo de Sarah Gordon en el que señala que pese al reciente optimismo en torno a España, hay un dato preocupante: la deuda empresarial bruta. Y resaltan que ésta es especialmente alta en la empresas industriales.

Nave industrial en Tafalla
(Foto: Flickr/Iometria)

El Financial Times asegura: “Este año se ha despertado el optimismo en los mercados financieros. Puede que lo peor haya pasado pero, al menos en Europa, sigue existiendo la negativa generalizada a reconocer la necesidad de un mayor ajuste radical. No hay mejor paradigma de ello que España. Es cierto que, en términos macroeconómicos, España ha hecho avances considerables. Las exportaciones están incrementándose, la cuenta corriente está en superávit y las reformas del mercado laboral han sido aprobadas.

Y añaden: “De forma reveladora, España es el único país en importancia de la eurozona en el que los costes laborales son inferiores a los registrados en 2009. Pero las empresas españolas siguen todavía endeudadas de forma masiva y no sólo los sospechosos habituales en el inmobiliario y la construcción que alimentaron el boom previo a la crisis. Mientras que el monto total de deuda de las empresas en relación al tamaño de la economía ha caído, el saldo de la deuda bruta como porcentaje de las ganancias netas en operaciones sigue siendo muy elevado y puede incluso estar aumentando.”

El texto señala: “lo más preocupante que muestran las cifras es que el endeudamiento es especialmente acusado en las empresas cuyo crecimiento depende de sectores como las manufacturas y los servicios comerciales. La medida de empresas industriales en España registra ahora una deuda mayor que en cualquier otro lugar de Europa.”

[Leer el artículo completo en The Financial Times (pago)]