El diario financiero británico repasa la situación española en un analisis que firma su corresponsal en Madrid, Victor Mallet. Recogen como pese a los esfuerzos tanto de Zapatero como de Rajoy ninguna de las medidas y reformas aprobadas ha sido suficiente para poner a España a salvo y “ahora el país es objeto de bromas”. El texto describe a España como un país `agotado por la crisis´.

El Financial Times

El Financial Times dice: “Al igual que un actor con miedo escénico en un drama interminable, España, a mediados de 2012, se encuentra exactamente donde no quiere estar: en el lugar central de la tragedia que se está desarrollando en la zona euro.” Y a continuación describe como desde 2008 los problemas nacionales e internacionales han ido haciendo mella en España, al tiempo que tanto Zapatero como Rajoy adoptaban las medidas pedidas por los mercados y los socios europeos “sin que nada pareciera ser suficiente para mantener a España a salvo”.

El diario destaca que España empezó la crisis en “relativamente buen estado” y que incluso ahora, en medio de una “profunda desesperanza en torno a la eurozona, puede presumir de algunos logros económicos y políticos”. Aunque recogen que “ahora España es el blanco de bromas en el mundo entero. Probablemente el golpe más bajo ha sido la burla de Richard Boucher, un funcionario de EE.UU. en la OCDE que dijo que España, hoy `sólo es buena para el flamenco y el vino tinto´. ¿Como ha caído el país tan bajo y tan rápido en su valoración internacional?”.

Y entre las causas citan los defectos de la estructura del euro, que derivó en crédito barato, la deuda privada, la situación de las cajas… Y resalta: “No ayudó que ni Zapatero y ni Rajoy, ambos pro-europeos, fueran demasiado buenos en la vital habilidad de la negociación diplomática con los socios europeos sobre cómo manejar la crisis. Rajoy creyó que era suficiente con hacer lo que pedía Alemania y se ha quedado `perplejo´ al no recibir el apoyo esperado”.

El artículo sentencia “es poco probable que 2012 traiga demasiado alivio a un país agotado por la crisis económica y financiera”.

[Leer el artículo completo en el Financial Times (pago)]

Print Friendly, PDF & Email