El diario británico resalta que España está aprovechando la crisis con Ucrania para ofrecerse como alternativa para reducir la dependencia energética de Europa con Rusia. La crónica de Tobias Buck explica que España ha invertido mucho para mejorar su capacidad de importación de gas natural licuado y que al poder éste transportarse en barco ayudaría a suministrar buena parte de la demanda europea. También el portal Euroactiv se hace eco de la noticia.

Financial Times asegura: “España está tratando de posicionarse como una alternativa a las rutas de suministro de gas al resto de Europa, afirmando que su capacidad de almacenamiento puede contribuir a reducir la dependencia continental de los envíos rusos de energía. España compra su gas a fuentes no rusas y los últimos años ha estado invirtiendo mucho para mejorar su capacidad de importación de gas natural licuado (LNG). Políticos y representantes del sector están pidiendo a Europa que invierta más en interconectores y otras partes de las infraestructuras para facilitar el flujo de gas de sus redes hacia países del norte.”

Y añade: “Según un cálculo de Sedigas, la asociación sectorial española del gas, el país podría proporcionar el 10% de las actuales exportaciones rusas de gas a Europa. Empleando una comparación diferente, José Manual Soria, ministro de Industria y Energía, aduce que España puede cubrir casi la mitad del gas que ahora fluye por Ucrania hacia Europa. Asegurar y diversificar los suministros energéticos de Europa se ha convertido en reto para los políticos y líderes empresariales dado el temor a que una parálisis por Ucrania lleve a Rusia a reducir sus exportaciones de gas natural a Europa. Rusia es el mayor proveedor de gas natural a la Unión Europea con casi un tercio de la demanda.”

[Leer el artículo completo en The Financial Times (pago)]

The Financial Times es un diario británico considerado referencia mundial en información económica.  Se fundó en 1888 y hoy pertenece a Pearson PLC, una compañía que también posee la mitad de la revista The Economist y en octubre de 2012 se fusionó con el grupo alemán Bertelsman (y se especuló que el diario podría ser vendido).  En julio de 2012, tenía 600.000 suscriptores y 4,8 millones de usuarios registrados en su website que a su vez recibe más de 2 millones de visitas cada día de media. El FT defiende el libre mercado y la globalización. En cuanto a su línea ideológica ha respaldado a políticos como Thatcher, Reagan o Cameron pero también a Gordon Brown o Obama.  Se considera que sus editoriales suelen ser pro-europeos y pro-euro.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)