El diario británico culpa en un editorial a la gestión política de Rajoy del último pánico en los mercados y defiende que “una mayor sensación de competencia política en Madrid y de capacidad de decisión en Bruselas harían milagros”. Liberation cree que Europa debe darse cuenta que “la crisis ha mutado y ahora es política”.

Rajoy en la UE
(Foto: Flickr/Crashmedia)

Financial Times critica la gestión política de la crisis de España y Europa: “El liderazgo político consiste en cómo jugar las cartas que te han tocado. Rajoy llegó al poder en diciembre con la baraja económica en su contra, pero se ha manejado mejor de lo que hubiese cabido temer. Sus cartas políticas, por el contrario, eran superiores a las de cualquier otro líder de la eurozona, pero ha ido perdiendo ases uno tras otro en errores no forzados.

La mala gestión económica no es la base del último pánico en el mercado de bonos; la mala gestión política, sí. Si Rajoy no recupera con rapidez la confianza de los mercados en su liderazgo político, puede que la pierda para siempre. Madrid no es el único en elaborar con torpeza la política contra la crisis de la deuda de la eurozona. Pase lo que pase en España, a los inversores les preocupa la falta de propósito común en la eurozona. Puede que el acuerdo para avanzar hacia la unión bancaria resulte ser la excepción, pero tras tantas salidas en falso, está justificado que los inversores estén a la espera de una prueba de que el plan será ejecutado.

Mientras esperan, Madrid ha de mantener las políticas que sigue pero intensificando el trabajo en el sector bancario. Si persisten las altas rentabilidades, España podrá soportarlas un tiempo; nadie debe creerse esa cábala de que, llegadas las rentabilidades a cierto nivel, se entra en un agujero negro. El mejor remedio contra el pánico es tranquilizar. Una mayor sensación de competencia política en Madrid y de capacidad de decisión en Bruselas harían milagros.”

Liberation defiende que la crisis es ahora esencialmente política y necesita soluciones políticas. El editorial que firma el director de periódico Nicolas Demorand se titula ??Debacle? y destaca que en España: ??ya no funciona nada y, paradoja de paradojas, las palabras y medidas contribuyen a empeorar el desastre que debían evitar. Error de perspectiva: negarse a ver que esta crisis, económica en su origen, ha mutado para cambiar su naturaleza y convertirse esencialmente en política, llamando a respuestas políticas, en torno a un proyecto político. Europa,  que ya se deshace a pedazos, ¿será capaz?

Y si es que sí, ¿está destinada o condenada, a convertirse para aquellos que comparten la misma moneda, en un espacio federal donde la soberanía es compartida? ¿Serán entonces los mecanismos supranacionales de control inevitables para impedir que cada país se cubra a si mismo, o mienta descaradamente a sus socios? ¿El Banco Central Europeo debería ver sus misiones profundamente reformadas en un sentido que sólo los Jefes de Estado y de gobierno pueden definir? Ninguna de estas cuestiones cruciales, recibe desde 2008  una respuesta clara.”

Print Friendly, PDF & Email