El diario británico analiza en un artículo titulado “Los sueños de desalinización españoles se secan” como las rivalidades políticas han dado al traste con el mega proyecto de desalinizadora de agua de Torrevieja. El Financial Times considera que este plan y el del aeropuerto de Ciudad Real son ejemplos de “los peligros de un sistema político muy descentralizado” como el de España.

Salinas de Torregieja
(Foto: Flickr/Dcphotolibrary)

El texto que firman Victor Mallet y Caelainn  empieza explicando como ??financiada con dinero procedente del pago de impuestos de los españoles y de 55 millones de euros procedentes de los fondos regionales para el desarrollo de la UE, la planta desalinizadora de Torrevieja ha sido criticada repetidamente con argumentos medioambientales y financieros. Esta planta corre también el riesgo de convertirse en otro ejemplo, junto con el del vacío aeropuerto de Ciudad Real, de los peligros de un sistema político muy descentralizado en el que el poder se comparte entre el Estado, 17 comunidades autónomas y más de 8.000 municipios?.

??La planta ha sido víctima de la intensa rivalidad política existente entre el Partido Socialista español, que dirige el gobierno nacional de Madrid, y el derechista partido Popular que controla el gobierno autonómico de Valencia y el ayuntamiento de Torrevieja. Incluso las propias consideraciones de Madrid sugieren que el agua desalinizada costaría entre dos y cuatro veces más ya que le proyecto acordó que el precio de venta del agua sería de 30 céntimos por metro cúbico. No está claro qué agencia gubernamental pagaría la diferencia.

De todas formas, con el incesante incremento del precio del petróleo debido a los disturbios en oriente medio y la abundante lluvia que ha caído en toda España durante los dos últimos años, los augurios no son buenos a corto plazo para los elevados costes de la desalinización en la Península Ibérica?.

Print Friendly, PDF & Email