El estudiante Phillip Frenzel de la Universidad de Aalen (Alemania) ha inventado algo parecido a un airbag, al menos en esencia, para smartphone. Se trata de una funda de móvil que tiene unos resortes amortiguadores en forma de gancho que se despliegan cuando el teléfono se cae y lo protegen de cualquier daño.

La funda esta equipada con unos sensores que solo abren las patas-resortes protectores solo cuando detectan que el móvil está en caída libre. Luego se pueden replegar hacia dentro para pasar inadvertidos cuando el teléfono no está en “peligro”.

La idea de Frenzel ha recibido el primer premio de la German Society for Mechatronics, que examina proyectos de estudiantes de toda Alemania. Y de momento, ha pedido la patente de su diseño y ha hecho camistas, según explica TechCrunch. En breve podría lanzar una recaudación de fondos por Kickstarter para comercializarlo.

Print Friendly, PDF & Email