La votación para aprobar la Ley del Referéndum en el Parlamento de Cataluña ha degenerado en un espectáculo que ha provocado en las redes sociales calificativos como “circo”, “irresponsabilidad histórica” y “chapuza” aunque también hay quien apunta que sigue la estrategia de quemar los puentes para no poder dar marcha atrás. Pero sobre todo periodistas, analistas y políticos señalan que evidencia una profunda división en dos bandos cada vez más irreconciliables y en el que uno parece haberse convencido de que tiene legitimidad para legislar contra el otro, incluso saltándose sus propias normas.

Mathieu de Taillac, de Le Figaro: “El Parlamento catalán está cortado en 2. Una mitad acusa a la otra de violar el reglamento, el Estatut de Cataluña y los derechos de la oposición”.

James Badcock, de BBC y The Telegraph: “Los cinco años del juego de la gallina podrían terminar en un pulso en la calle alrededor de colegios electorales. Un fallo de la política”.

Print Friendly, PDF & Email