La empresa palentina, Galletas Gullón, la única galletera de capital español que no ha pasado a manos de multinacionales, sigue registrando unas cuentas en positivo, en las que sus exportaciones tienen un papel destacado. Las ventas en el extranjero ya suponen un 35% de la facturación. Y destaca sobre todo su crecimiento en Estados Unidos y Canadá.

(Foto: Flickr/Lovebery)

En 2012 Gullón amplió sus ventas un 11,4%. Y en ese resultado destacó la facturación exterior, que supuso el 35% del total. En este 2013, esta estrategia de internacionalización ha ido incluso más lejos y la empresa espera que ya haya supuesto cerca del 50% de su volumen de negocio, unos 100 millones de euros.

Los productos de Gullón se venden ya en más de cien países del mundo. Los mercados principales siguen siendo Europa y Asia. Pero en los últimos tiempos han experimentado un notable crecimiento en Estados Unidos, Canadá y el Magreb. Sus buenos resultados hacen que Galletas Gullón tenga previsto además aumentar su plantilla en un 9% en 2014 y superar el millar de empleados.

“Estos datos prueban la elevada competitividad que ha alcanzado nuestra empresa así como la vocación exportadora de una compañía que se ha volcado en los últimos años en la búsqueda de nuevos mercados y distribuidores y que ha añadido nuevas referencias en países en los que la compañía estaba presente”, ha asegurado la compañía.