La compañía estadounidense Joule Unlimited afirma ser capaz de producir gasolina y otros combustibles literalmente del aire, a partir de dióxido de carbono (CO2), agua y luz solar. El blog Retiario explica que lo hacen con un proceso llamado  ‘fotosíntesis artificial‘ en donde cepas modificadas de la bacteria Escherichia coli  (E-coli) se “alimentan” de agua y C02 y luz que luego sintetiza en diversos hidrocarburos. El proceso es similar al que utilizan las plantas.

El proceso de Joule Unlimited

Aseguran que asi pueden proporcionar distintos tipos de combustibles líquidos -tanto  gasolina como diesel o queroseno-, fabricados a pedido y sobre la marcha en donde sean necesarios, a un precio equivalente a 30 dólares el barril de petróleo. Y de modo no sólo completamente renovable, sino controlable y seguro.

Joule Unlimited es una empresa privada de EEUU dedicada con bastante secretismo a la biotecnología. Poseen una patente para variantes genéticamente modificadas de E. coli que son las que afirman que pueden fabricar hidrocarburos con agua (incluso salobre o salada), la luz del sol y el CO2 del aire.

Han demostrado su capacidad fabricando etanol en procesos semiindustriales con rendimientos equivalentes a la mitad de los que obtiene la agricultura convencional. Y creen que industrializando al máximo el proceso, doblarían los resultados. El proceso tampoco genera contaminación; al contrario, elimina dióxido de carbono del aire.

Se trata de una tecnología que en caso de prosperar podría cambiar el mundo. Y detrás de la empresa hay gente muy solvente. El cofundador de la empres y cerebro del proyecto en George Church, profesor de Harvard y el MIT, que estuvo implicado en el Proyecto Genoma Humano y que ofrece con una reputación científica intachable. Además recientemente se ha incorporado también a Joule Unlimited, John Podesta, alto cargo de la Casa Blanca con Clinton y que formó parte del equipo de transición de Obama.