Viejo mundo
el caballo blanco y negro
del día y de la noche
atraviesa al galope.

Eres el triste palacio
donde cien príncipes soñaron con la gloria,
donde cien reyes soñaron con el amor
y se despertaron llorando.

Un poco de pan
y un poquito de agua fresca,
la sombra de  un árbol
y tus ojos
resultan mas feliz que ellos,
ni mendigo mas “probe”.

El mundo: un grano de polvo en el espacio,
la ciencia de los hombres: palabra
los pueblos, los animales y las flores
de los siete climas son sombras de la nada.

Quiero al amante que gime de felicidad
y desprecio al hipócrita que reza una plegaria.
                             ( nos lo dice CAMAR?N…)

Mi deseo: millones de gemidos de felicidad,  en el  9M.

Print Friendly, PDF & Email