Una urna electoral

La decisión de ir a votar, donar dinero a una campaña o presentar una candidatura depende hasta en un 72% de dos genes, el MAOA y el 5HTT. Según un estudio realizado en EEUU, del que se ha hecho eco Tendencias 21, estos genes, que regulan la serotonina en el cerebro y las interacciones sociales, tienen mucha más importancia en la determinación de los comportamientos políticos que la educación o la influencia familiar. [ESTUDIO EN PDF]

Los científicos James H. Fowler y Christopher T. Dawes, que han publicado sus conclusiones en el Journal of Politics, se basaron en datos del grado de herencia de los comportamientos políticos en gemelos monocigóticos y bicigóticos de Los Angeles. Y descubrieron que los individuos con polimorfismo en un gen denominado MAOA tendieron más a votar en las pasadas elecciones presidenciales del año 2004. En casos de gemelos idénticos -que comparten el 100% de los genes- las variaciones dependían en un 72% de la genética.

Ese condicionamiento también estaba presente en el caso el gen 5HTT, aunque de forma algo más moderada, porque también influye en el comportamiento religioso. Los dos genes actuan como neurotransmisores de serotonina en el sistema nervioso central y tienen influencia en aspectos como el miedo, la confianza, el humor, la sexualidad…

Ya se había estudiado la influencia de la genética en la ideología de las personas, pero estos científicos creen que también condiciona comportamientos concretos como ir a votar, donar dinero a políticos, presentarse, ir a una manifestación o contactar con sus representantes.