Los dos grandes gigantes de las búsquedas en Internet ya no tendrán la alianza publicitaria que anunciaron el pasado mes de junio. Al poco de conocerse, el acuerdo levantó suspicacias de las autoridades anticompetencia de EEUU y el rechazo de sectores como los anunciantes y editores de prensa. Hace un mes ambas compañías pospusieron el trato, pero ahora Google acaba de anunciar en su blog que se retira de la negociación al comprobar que “el regulador y algunos anunciantes siguen preocupados por esa alianza”.

Logos de Google y Yahoo

Según la empresa de Brin y Page el acuerdo “podía ser bueno para editores, anunciantes y usuarios” así como para ambas compañías, pero han decidido anteponer sus “apreciadas relaciones” con aquellos socios que no veían el trato con buenos ojos a otras consideraciones”. Google prefiere centrarse en lo que consideran que es su mayor virtud:  crear productos útiles para sus usuarios y socios, sin generar tantas reticencias.

El acuerdo por el que Google iba a suministrar los anuncios que aparecerían en las páginas de resultados según los términos de búsqueda de Yahoo tenía en principio vigencia para cuatro años, prorrogable a diez. Y se calculó que podría reportarle a esta última empresa unos 800 millones de dólares más de ingresos anuales.

Pocas horas antes de anunciar la renuncia a la alianza, las dos compañías en un intento por salvarla, rebajaron algunos aspectos. Por ejemplo aceptaban limitar los ingresos que Yahoo puede recibir de Google al 25% de sus ingresos por búsquedas o permitir a los anunciantes solicitar no aparecer en las búsquedas hechas a través de Yahoo. Pero no ha sido suficiente.