En junio pasado, poco después de romperse la conversaciones con Microsoft para comparar Yahoo, se anunciaba un acuerdo de colaboración en publicidad de la empresa fundada por Jerry Yang con Google. Sin embargo, esta alianza levantó críticas y protestas sobre todo por parte de los anunciantes y medios de comunicación de todo el mundo.  Ahora los dos gigantes de la red han anunciado que posponen la ejecución del acuerdo hasta que reciban el pleno aval de las autoridades de control de la libre competencia en Estados Unidos.

Logos de Yahoo y Google

La alianza estipulaba que Yahoo podía publicar anuncios suministrados por Google que aparecerían en las páginas de resultados según los términos de búsqueda de Yahoo, proporcionándoles asi millones de dólares de beneficios. Para Google en cambio el acuerdo fortalecía su poder y posición en el mercado publicitario de los motores de búsqueda. Entre ambas empresas tienen en Estados Unidos una participación conjunta en el mercado de la búsqueda en Internet de alrededor del 80%.

Los primeros en protestar contra el acuerdo fueron los responsables de Microsoft. Después lo hizo la Asociación Nacional de Internautas de Estados Unidos (ANA), que  representa a los principales anunciantes del país. Y más recientemente se ha manifestado en contra la Asociación Mundial de Periódicos.

Considera que el acuerdo tiene naturaleza anticompetitiva, pues podría tener un impacto negativo en los ingresos publicitarios que los motores de búsqueda proporcionan a los periódicos y a otros sitios web, asi como afectar el coste de la publicidad de búsqueda subvencionada.

Algunos han interpretado la decisión de posponer la alianza como una muestra de que ni Google, ni Yahoo tienen claro el fondo del asunto.