alternativapartidos_big.jpg

La pregunta ha sido contestada por numeros estudios politológicos. ¿Hay una alternativa real a los grandes partidos? A la mala racha de Mario Conde o Miquel Roca se enfrenta ahora el fenómeno de Rosa Díez y Unión Progreso y Democracia. El alcalde de una importante ciudad de Barcelona lo cuenta en radiocable.com: “es un fenómeno muy interesante porque ha obtenido representación en todas las elecciones a las que se ha presentado”.

 

Montserrat Nebrera, catedrática de derecho constitucional y diputada del PP catalán, decía días atrás en su Facebook:

El manual dice que fuera de los partidos clásicos “hace mucho frío”, y un ejemplo de congelación exterior fue Ciutadans, muerto y enterrado casi al nacer. ¿Pasará lo mismo con otros experiementos monotemáticos como el Reagrupament de Carretero (que dice que pactaría con el diablo si es por la independencia) o la PxC de Anglada en torno a la inmigración?

Ahora, en declaraciones a nuestra web, Nebrera comenta que “es dificil” que haya partidos alternativos a los clásicos porque “el propio sistema se defiende”. “En la teoría es posible, si los partidos no fagocitan y secuestra la propia democracia”.

Para la catedrática, la alternativa a los grandes partidos depende en gran parte de los apoyos mediáticos. “Es muy importante contar con un apoyo mediático fuerte y eso no debe ser desdeñado. También es verdad que de los partidos que puedan surgir se sabe si son exitosos o no, tras haber pasado un tiempo. Al principio todo son espectativas, pero luego la realidad se impone”.

Ciutadans, partido que obtuvo tres diputados en las anteriores elecciones autonómicas de Cataluña y que no tiene muchas perspectivas de futuro, “es un ejemplo de ese tipo de fenómeno. Faltaría ver si dependen de los medios fenómenos como UPyD”.

Asimismo, y también en Cataluña, el nacimiento de Plataforma Per Catalunya, partido con tintes xenófobos que cosecha éxitos en algunos municipos importantes como Vic, está generando muchos análisis. “Se presentan a sí mismos como una formación preocupada por el fenómeno migratorio”, de gran interés social, y “en aquellas zonas donde hay problemas por ello, hay aceptación”. Algunos medios apuntan a la posibilidad de que la plataforma se haga con un diputado en la próxima legislatura…

Provoca enorme inestabilidad que haya muchos partidos políticos. A pesar de los pesares, son mejores los modelos donde las opciones son pocas y más transversales, que aquellos donde hay muchas y luego hay alianzas desconcertantes. Eso puede generar algún tipo de desafección donde el autoritarismo se lleve la palma”.