“Forest love” (Amor en el bosque) es el título de la última acción con la que los ecologistas quieren ejercer presión sobre la Unión Europea que ha pospuesto hasta septiembre una importante votación sobre la tala ilegal. Para asegurarse de que los comisarios no se olviden del tema, Greenpeace ha propuesto a sus seguidores una agresiva, provocadora y hasta sexual campaña. Que escenifiquen el amor en un bosque.

Imagen de previsualización de YouTube

La acción se ha lanzado tanto a nivel internacional como español. Las colaboraciones fotográficas se pueden mandar una cuenta de Flickr y las de video como respuesta al canal de Youtube de la ONG. Además hay blogs que siguen la evolución de la campaña en diferentes idiomas.

De forma parecida a como hicieron con Endesa o Dove parodiando sus anuncios, Greenpeace ha vuelto a “inspirarse” para esta acción en una campaña de la propia UE, que hace un año lanzó un video de apoyo al cine europeo que recopilaba orgasmos cinematográficos y que dió mucho que hablar.

Imagen de previsualización de YouTube
Print Friendly, PDF & Email