El diario británico recoge que una demanda ha sido presentada contra el cocinero de El Bulli por supuestamente haber engañado a un antiguo socio. Explican que los hijos de Miquel Horta le acusan de haber comprado la participación de su padre en el “restaurante más famoso del mundo” a un precio nueve veces menor que el real.

Ferran Adria
(Foto: Flickr/Sifurenka)

The Guardian explica “uno de los chefs más famosos del mundo, el español Ferran Adrià, tendrá que comparecer ante un tribunal por unas acusaciones de que engaño a un antiguo socio sobre le valor real de su participación en el mítico restaurante El Bulli. Los herederos de Miquel Horta, que respaldó financieramente y fue accionista de El Bulli, afirman que el chef se aprovechó de la frágil salud mental de su padre para estafarle en la venta de su participación en el negocio por un precio muy bajo.”

La crónica de Giles Tremlett aseguran que “Horta recibió el 20% de la empresa a cambio de poner el dinero para la reconstrucción y ampliación de las cocinas en los años 1990. En 2005, Adrià y su socio Juli Soler le compraron su participación aHorta pagando un millón de euros por su 20%. Ahora los hijos de Horta, Jofre y Sergi, afirman que Adrià y Soler deliberadamente dieron una baja valoración de  un restaurante que se había convertido en una marca con reconocimiento mundial.”

El diario cita una valoración independiente que segun los hijo de Horta fija en valor de El Bulli en nueve veces, unos 45 millones de euros. Añaden: “El chef catalán cerró El Bulli el pasado julio, poniendo  fin a una historia de 17 años en la que él y Soler lo convirtieron en el restaurante más famoso del mundo”

[Leer el artículo completo en The Guardian]