El diario británico destaca en un artículo de su corresponsal Giles Tremlett el proyecto del mulitmillonario Sheldon Adelson para un construir el mega complejo Eurovegas en España. Detalla como Madrid y Barcelona están compitiendo por atraer la macro-inversion de 17.000 millones dólares esperando que cree puestos de trabajo. El texto recoge las exigencias del proyecto y las objeciones de la oposición y la Iglesia.

El casino del aeropuerto de Las Vegas
(Foto: Flickr/MichaelKappel)

The Guardian explica: “Las dos principales ciudades de España están luchando para construir un complejo al estilo Las Vegas con una docena de casinos, varios hoteles, centros comerciales, centros de conferencias, campos de golf y teatros en un intento por crear puestos de trabajo al desplomarse la economía y entrar de nuevo en recesión.”

“Con el desempleo en un 23% y subiendo, los políticos calculan que el gran casino creará 260.000 puestos de trabajo, garantizando trabajo para un número cercano a la mitad de los desempleados que tienen las densamente pobladas provincias de Madrid o Barcelona. Sin embargo, la oposición política y la iglesia advierten que el remedio puede peor que la enfermedad, afirmando el proyecto Eurovegas del multimillonario norteamericano Sheldon Adelson, traerá un aumento de la adicción al juego” explican.

El diario asegura que: “Los funcionarios locales, sin embargo, están haciendo lo imposible para satisfacer a Adelson que, según se ha informado, exige recortes de impuestos, cambios en la ley sobre juego, nuevas normas laborales y cesión de terrenos para que su imperio se extienda desde Las Vegas y Asia a Europa.”

Recogen además las declaraciones de los presidentes de cada comunidad: “`Esto convertiría a Cataluña y Barcelona en la zona turística más importante de Europa´, dijo Artur Mas. Pero Mas acepta que Madrid está a la cabeza. Su presidenta regional, Esperanza Aguirre, se ha reunido cinco veces Adelson. `Deberíamos cambiar cualquier norma que fuera necesario cambiar´, dijo recientemente. `Tenemos que alentar esto… aunque hay algunas demandas que se pueden aceptar y otras que no.´”

“Pero los políticos de la oposición tanto en Madrid como Barcelona están preocupados. No estamos de acuerdo con este tipo de modelo económico, que daría lugar a un paraíso fiscal que estaría cerca de ser una forma de esclavitud´, dijo el diputado socialista de Madrid José Quintana” destaca el texto.