El diario británico publica un reportaje de Paul Hamilos sobre Olmedo y su primer alcalde post dictadura, José González Caviedes, padre de la esposa del viceprimer ministro británico. Recogen las luces y sombras del caso que apunta: “refleja la complejidad de la transición española”.

El artículo de The Guardian

The Guardian dice: “Durante más de dos décadas, el alcalde de Olmedo fue José Antonio González Caviedes, un héroe local para muchos. Pero hasta la semana pasada el reconocimiento de sus logros era un asunto estrictamente regional. Eso cambió cuando el viceprimer ministro británico, Nick Clegg, explicó en conferencia del partido Liberal Demócrata que era el padre de Miriam González, su elegante esposa española. Clegg habló de su suegro como un hombre cuya vida le había inspirado, y cuyo ejemplo quería que siguieran sus tres hijos.”

Pero añade: “González fue, dijo Clegg, el primer alcalde elegido democráticamente en Olmedo en 1979, tras la muerte de Franco, y `sin ayuda de nadie trajo mejores escuelas, más empleos y mejores viviendas a su comunidad´. Muchos en Olmedo estarían de acuerdo. Pero en un país desgarrado por una cruenta guerra civil y posterior dictadura de 40 años, ninguna  biografía es simple. Una visita a Olmedo confirma que la historia del suegro de Clegg encierra la controvertida historia de la España moderna.”

El texto detalla: “?l ya era un hombre de gran influencia en Olmedo bajo la dictadura y había ocupado el ayuntamiento desde el 17 de julio de 1975. Fue prosperando dentro de franquismo, convirtiéndose en concejal en 1971, con apoyo de las influyentes familias locales. En Olmedio algunos afirman que el alcalde acumuló tanto poder que su red de conexiones llega hasta hoy y ha dejado a algunas personas con demasiado miedo para criticarlo. La vida de González refleja la complejidad de la transición española”.
[Leer el artículo completo en The Guardian]

The Guardian es un diario británico fundado en 1821 y conocido hasta 1959 como The Manchester Guardian. Su director es Alan Rusbridger y su línea editorial es de centro izquierda. Es propiedad del Guardian Media Group que también edita The Observer que controlaba hasta 2008 The Scott Trust, una fundación sin ánimo de lucro centrada en mantener la independencia del diario. Ahora pertenece al The Scott Trust Limited, una compañía que ya no es una fundación, pero mantiene los mismos preceptos. Fue el diario que destapó el escándalo de las escuchas telefónicas en Reino Unido que provocó el cierre del tabloide News of the world. En marzo de 2012 su circulacion fue de 217.190 ejemplares pero su website es la 2ª más popular entre los medios de Reino Unido, solo por detrás de la del Daily Mail.  

Print Friendly, PDF & Email