El diario británico recoge en una crónica de Giles Tremlett cómo la Generalitat valenciana ha pasado a hacerse cargo del Valencia CF. Recuerdan que es uno de los gobiernos regionales con mayores problemas de liquidez y que la decisión ha provocado furia. Aunque apuntan que ha sido inevitable al incumplir el club de futbol el pago de interesese en un préstamo que el gobierno avaló.

Jugadores del Valencia CF
(Foto: Flickr/Victor Gutierrez Navarro)

The Guardian señala: “El gobierno local de Valencia, una de las regiones de España con mayores problemas de liquidez y propietario de varios infames elefantes blancos públicos, ha añadido un club de fútbol de la Liga, el Valencia, a su cartera.”

Explican: “Con los servicios locales de salud y de educación golpeados por los programas de austeridad, la toma efectiva del Valencia CF y su equipo de futbolistas con elevados sueldos por parte del gobierno regional ha provocado furia. Pero se hizo inevitable después de que el club incumpliera el pago de intereses sobre el préstamo de 68 millones de euros que se le concedió sólo después de que el gobierno regional se ofreciera como avalista. La deuda total es ahora de 86 millones de euros.”

El texto añade: “La adquisición representa otro dolor de cabeza administrativo para el gobierno regional, cuyas propiedades incluyen el nuevo aunque inutilizado aeropuerto de Castellón y un hospital en Lliria que no puede permitirse el lujo de abrir. El gobierno regional, que dirige desde hace tiempo el Partido Popular del primer ministro español Mariano Rajoy, posee también parte de dos clubes locales de segunda división, Elche y Hércules, que tampoco pudieron pagar sus deudas. En total, han garantizado préstamos a clubs de fútbol por alrededor de 110 millones de euros en 2009 y 2010.”

[Leer el artículo completo en The Guardian]

The Guardian es un diario británico fundado en 1821 y conocido hasta 1959 como The Manchester Guardian. Su editor es Alan Rusbridger y su línea editorial es de centro izquierda. Es propiedad del Guardian Media Group que también edita The Observer que controlaba hasta 2008 The Scott Trust, una fundación sin ánimo de lucro centrada en mantener la independencia del diario. Ahora pertenece al The Scott Trust Limited, una compañía que ya no es una fundación, pero mantiene los mismos preceptos. Fue el diario que destapó el escándalo de las escuchas telefónicas en Reino Unido que provocó el cierre del tabloide News of the world. En marzo de 2012 su circulacion fue de 217.190 ejemplares pero su website es la 2ª más popular entre los medios de Reino Unido, solo por detrás de la del Daily Mail.  

Print Friendly, PDF & Email