El corresponsal de la radio pública Deutschlandfunk y la agencia Epd valora en radiocable.com el escándalo por la fabricación desde un grupo de la Policía pruebas y noticias falsas para descreditar a Podemos como “un asunto de extrema gravedad”. Y ante las escasas reacciones políticas que ha provocado, advierte de que “cualquier político debería ser consciente de lo que se hace contra un adversario, se puede hacer con cualquier otro si no tiene consecuencias” Aunque Hans-Günter Kellner también se muestra muy crítico on el funcionamiento de los medios de comunicación: “No puede ser que se venda como periodismo de investigación que algún policía te lance unas supuestas investigaciones y sin ninguna distancia profesional, se publiquen”.

Hans Günter Kellner afirma en referencia al escándalo de las “Cloacas de Interior”: “Es un asunto de extrema gravedad. Un grupo mafioso dentro de la Policía y el Ministerio del Interior parece que ha fabricado pruebas y testigos para noticias falsas sobre una supuesta financiación de Podemos en Venezuela. Esto son diferentes delitos. Es gravísimo y un escándalo porque es un golpe a la democracia y al funcionamiento del sistema. No se puede, desde la Policía, intentar desacreditar a un partido político fabricando pruebas”.

Añade que entiende que los nuevos partidos pueden ser sujetos a investigaciones y comprobaciones de su modo de funcionamiento. Y recuerda que en Alemania la financiación desde el extranjera es delito y también ha salpicado a la extrema derecha. Pero considera que estas investigaciones “no se pueden hacer sin órdenes judiciales y sin control parlamentario alguno”.

El corresponsal también explica que la escasa repercusión que el escándalo ha tenido en la prensa internacional se debe, en parte, a la “competencia del Brexit” y valora las pocas reacciones que está suscitando en España: “Hay gente que dice que Villarejo ya lideraba esta red y estaba fuera de control antes de la llegada del gobierno del PP, lo que implicaría también al PSOE. Pero esto me parece aventurado. Creo que también el caso ha pillado a muchos con el pie cambiado y en fase electoral, en la que los partidos no quieren desviar la atención y por eso se le ha restado importancia.”

Hans Kellner advierte sin embargo que “todo el mundo debería ser consciente de que no es un mal menor porque ha afectado a Podemos. Cualquier partido y cualquier político debe ser consciente de que lo que se hace con un adversario, se puede hacer con cualquier otro, si no tiene consecuencias. Por eso es importante poner atención en ello”. Aunque señala que no está de acuerdo en que el escándalo monopolice la campaña electoral: “Hay que exigir que esto se aclare, pero a la vez también se tiene que poder hablar de gasto social, sanidad o impuestos. Tiene que ser compatible.”

En cuanto al impacto que el caso puede tener en la vida política y social, el periodista alemán asegura: “Dependerá de las investigaciones del juez. Yo confío más en la justicia que en la capacidad de los partidos para regenerarse”. Pero enfatiza que el escándalo también debería tener consecuencias para los medios de comunicación: “No pueden seguir funcionando así. No puede ser que se venda como periodismo de investigación que algún policía te lance unas supuestas investigaciones y sin ninguna distancia profesional, se publiquen. Y los grandes medios no pueden tener como tertulianos a gente que tiene páginas web cuyo único objetivo es lanzar estas supuestas investigaciones. No podemos, los medios, ser simplemente un ventilador para lanzar mierda. Y esto últimamente ha pasado. Y se ha hecho un flaco favor a la libertad de prensa.”

Hans-Günter Kellner es un corresponsal alemán freelance que trabaja desde el año 2000 en España para la radio pública Deutschlandfunk y la agencia EPD. También colabora con el diario Rheinische-Post y es media-trainer para la DW-Akademie, el departamento de formación de la Deutsche Welle. Anteriormente trabajó para el Frankfurter Rundschau. Entre 2012 y 2016 ha sido presidente del Círculo de Corresponsales Extranjeros en España. En sus crónica ha abordado temas como que en España la crisis no ha aumentado el voto a partidos xenófobos o euroescépticos, la estrategia de la Generalitat de buscar la ayuda de la UE, el cese de Pedro J Ramírez o cómo la experiencia laboral se valora muy poco en España.

Print Friendly, PDF & Email