BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Desde luego, de unos meses para acá, la prensa extranjera presta muchísima atención a nuestro país. Puede tener motivaciones económicas, sí, pero quizá, también, nos ha puesto en el punto de mira Presidir la UE.
Sea como fuere, la prensa sigue mirando con lupa nuestras finanzas. Un nuevo ejemplo de los muchos que hay estos días sobre economía: El británico Financial Times publica un texto titulado: ??Solucionar otro problema con la deuda de España?.  ??El endeudamiento del sector privado es, en muchos aspectos, la verdadera preocupación? de España.

“Los rumores sobre el fallecimiento financiero de España pueden ser exagerados. Un artículo periodístico de esta semana en el que se decía que el país precisaría recurrir al fondo de rescate europeo fue desmentido con firmeza, pero los inversores siguen temerosos de que la deuda española y los rendimientos que el Gobierno ha de pagar sigan subiendo lentamente?.

??Aunque el Gobierno puede reducir su propia deuda, puede hacer menos en cuanto a los apuros del sector privado. Con la unión monetaria, España cedió su capacidad de ampliar unilateralmente su liquidez. El sector privado se endeudó demasiado durante el periodo de bonanza, sobre todo para financiar construcción de viviendas más que inversiones productivas. Consecuentemente, hay mucha deuda incobrable tanto en el sector empresarial como en el bancario. Eso socava la capacidad de las compañías saneadas para atraer financiación. El Gobierno ha de alentar su transparencia. Uno de los métodos sería obligar a las cajas a revelar sus pérdidas. Si se obliga a hacerlo a esas entidades enfermas, podrían arrebatar garantías a las empresas tambaleantes, obligándolas así a liquidar y, con ello, se emprendería el proceso de sanear el sistema?.

??Eso, a su vez, podría hacer que el Gobierno se replantease su reticencia a imponer recortes a todas las entidades financieras, lo que es la lógica conclusión a sacar de su intervención del mes pasado de la diminuta CajaSur. Transferir deudas incobrables del sector privado a un sector público ya con indigestión sería únicamente reclasificar el problema. Es posible imponer pérdidas a los acreedores y permitir que los bancos se hundan sin recortar el suministro de créditos a los prestatarios que estén en mejores condiciones. Europa siempre ha pregonado sus fianzas de relación ??la dependencia de los prestatarios de unos pocos prestamistas fiables- como uno de sus puntos fuertes. ?ste es el momento en el que países como España han de mostrar esa virtud. El Gobierno refrenaría activamente ese proceso si permite a los bancos con insuficiente capitalización seguir adelante a trancas y barrancas?.

[Mas noticias de España vista desde el exterior en Nos Miran]