Guy Hedgecoe ha desvelado y analizado los problemas que han surgido en el proyecto del AVE a La Meca en un artículo en The Irish Times y señala que al tratarse de un proyecto tan ambicioso y de tan alto perfil pueden afectar a la reputación de la marca España. El corresponsal, que también es colaborador de BBC, asegura en radiocable.com que pese a la crisis, España puede seguir vendiéndose como potencia en industrias como la alta velocidad, por eso cree que tanto el gobierno como las empresas españolas están manejando con mucho cuidado y hermetismo las tensiones para no dañar la imagen del país.

Guy Hedgecoe explica qué le llamo la atención del asunto para escribir el artículo: “es un proyecto de infraestructura tan grande, con tanto dinero en el que estan implicadas tantas empresas españolas, que en las últimos años por la austeridad no han tenido demasiados proyectos grandes, y es el más grande que han tenido en el extranjero. Además es muy importante para la reputación de España, pero es muy ambicioso. No sólo por el tamaño del proyecto, sino porque es en el desierto de Arabia Saudí que plantea muchos problemas y obstáculos técnicos.”

En cuanto a si los problemas afectan a la imagen de España y sus empresas señala: “Lo que pasa es que es difícil saber si va mal el proyecto porque hay un poco de hermetismo. El gobierno español no quiere desvelar los problemas que está teniendo. Hace menos de un año, la ministra de Fomento decía que era un proyecto maravilloso y que todo iba bien. Y sin embargo hay un problema porque el ministro saudí ha enviado un comunicado con un lenguaje muy fuerte a las empresas españolas.”

El corresponsal asegura: “Podría ser malo para la famosa marca España, porque a pesar de todos los problemas económicos, lo que si puede vender todavía es su estatus de potencia en industrias como los trenes de alta velocidad. España se vende como casi la potencia nº1 en esa industria. Así que cualquier problema que afecte a un proyecto con un perfil tan alto y con tanto dinero, claro que va a afectar a la reputación de España. Por eso creo que se está teniendo mucho cuidado en que no se vea demasiado mal. Están haciendo todos los esfuerzos para cumplir con los plazos, pero también para que sea un buen marketing y no dañe la imagen de España.”

Guy Hedgecoe también señala que el reto de que sea el primer proyecto de alta velocidad que atraviesa un desierto también es una oportunidad para los ingenieros españoles: “Es una zona complicada por las tormentas de arena y eso puede bloquear los rieles. Y eso ha causado muchos problemas a los técnicos españoles porque no existe solución en los manuales, asi que la están buscando mientras trabajan. A su favor tienen, que parece que los españoles son los mejores ingenieros del mundo en ese sector, así que si alguien puede encontrar una solución son ellos.”

Y sobre la dificultad para gestionar un consorcio con 12 empresas, el corresponsal apunta: “Es difícil saber cuál es la relación entre las diferentes empresas. Pero hay tantas y algunas tan grandes como Adif, Renfe o las constructoras que se necesita mucha coordinación. Eran dos consorcios que se fusionaron y ahora es tan enorme que es muy probable que tengan problemas de coordinación. Y esa coordinación casi es tan importante como el mismo proyecto.”

Print Friendly, PDF & Email