El Nuevo Herald publica una tribuna de Carlos Alberto Montaner en la que sostiene que la “solución menos mala” al problema entre Cataluña y España sería modificar la Constitución para dejar abierta la puerta de la secesión… pero “invitando sinceramente a los catalanes” a que se queden. Cree que al igual que en Quebec y Escocia es probable que la mayoría de los catalanes rechazasen la independencia si pudieran acceder a ella.

(Foto: Flickr/Paco Riviere)

El Nuevo Herald asegura: “El nacionalismo no es un asunto que atiende razones. El nacionalismo es una cosa del corazón… Por eso es inútil decirles a los catalanes independentistas que la separación es un mal negocio o rebatirles los argumentos históricos o culturales con informaciones eruditas que demuestran los errores en los que incurren. A las emociones no se les combate con razones. ¿Qué se hace entonces? No hay una respuesta clara. Tal vez la solución menos mala sea modificar la Constitución para dejar abierta la puerta de la secesión, como los canadienses en Quebec o los ingleses en Escocia, evitando que, algún día, en el futuro, la sangre llegue nuevamente al río.”

Y añade: “Es probable que la mayor parte de los habitantes de Cataluña no quiera la independencia si pudieran acceder a ella, como sucede en Quebec y en Escocia, pero acaso la imposibilidad de separarse de España sea uno de los factores que aumenta la tendencia rupturista, en la medida en que les multiplica a los secesionistas la sensación de ser víctimas de una gran injusticia, factor que incrementa la temperatura nacionalista. Uno de los factores que la Guerra Civil española fue el separatismo. Nunca más debe suceder algo así.  Tal vez la manera de evitarlo es abrir la puerta, pero invitando sinceramente a los catalanes a que se queden. Son una parte fundamental de España.”

[Leer el artículo completo en El Nuevo Herald]

El Nuevo Herald es un diario de EEUU en español creado en 1976 como suplemento de The Miami Herald. Es propiedad de The McClatchy Company, que posee otras 31 publicaciones. Ahora es independiente y está considerado el segundo diario en español más leído de EEUU. Su línea editorial es conservadora y próxima a los exiliados cubanos en Florida. Su tirada promedio es de 53.900 ejemplares.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email