Algo así como un avatar que funciona como traductor automático. Esto es lo que ha sido capaz de crear Microsoft, enseñándolo en primicia en una conferencia en Las Vegas. Allí, Julia White, una de sus directivas, apareció como un holograma hablando con su propia voz en japonés, un idioma que desconoce. La tecnología  se llama “neural text to speech” y demostró que es posible traducir un texto y combinarlo con una grabación de voz de ese texto por parte de una persona real, para generar una recreación holográfica de ella misma hablando en cualquier otro idioma, imitando su tono e inflexiones.

El sistema de Microsoft funciona combinando el visor de realidad aumentada HoloLens, un avatar digital escaneado previamente y la inteligencia artificial de Azure. La persona que se quiere recrear debe hacer primero unas grabaciones en estudio que sirvan de base para generar un tono personalizado. Luego Azure las traduce y crea una nueva grabación en otro idioma, pero imitando la voz original y la forma de hablar de la persona. Finalmente el audio se coordina con el holograma.

De momento el sistema necesita grabaciones previas para generar el “avatar” capaz de hablar en otro idioma. Pero en el futuro, sus responsables cree que podría hacerlo prácticamente en directo. Así una persona habla podría dar un discurso en su lengua natal y en tiempo real un holograma lo traduciría a otro idioma usando su misma entonación y casi la misma voz.

Print Friendly, PDF & Email