Imagen de previsualización de YouTube

Se llama Treehotel y está en Harads (Suecia), a menos de cien kilómetros del Círculo Polar Ártico. Y es un hotel que ofrece habitaciones suspendidas entre árboles y diseñadas para que se mimeticen con la naturaleza. Tanto que algunas parecen invisibles o nidos de pájaros.

El lugar ha atraído la atención de muchos medios y aficionados a la arquitectura ya que las cabañas-habitaciones han sido diseñadas por diferentes arquitectos. Cada estancia está hecha con madera certificada, cuenta con calefacción eléctrica por suelo radiante y aseo respetuoso con el medio ambiente. Todas cuentan con una línea moderna. Una es un cubo está revestido con paneles de espejo que lo hace “invisible”, otras simulan ser un nido, una nave espacial, un cono…

 

Imagen de previsualización de YouTube

De momento hay seis estancias, aunque esperan en cinco años rondar o superar las 20. La noche en el Treehotel cuesta alrededor de 470 dólares la noche y tras la inauguración el pasado 17 de julio, estará abierto durante toda la temporada de invierno. La idea es promover que la gente “via en armonía con la naturaleza”.

Print Friendly, PDF & Email