En los últimos dos meses, la compañía eléctrica española ha firmado mega-contratos con algunas de las principales empresas del mundo para ser su suministrador de energía limpia a largo plazo en EEUU. Por medio de su filial norteamericana Avangrid, Iberdrola, construirá instalaciones eólicas para gigantes de la nueva economía como Google y Facebook y de la moda como Nike. Estos nombres se unen a la lista de grandes clientes corporativo de la firma española en EEUU que ya integraban Amazon o Apple desde 2015 y 2017, y confirman su influencia, en materia de renovables, el país.

La última en firmar con Iberdrola ha sido Facebook que está construyendo un enorme centro de datos en Nuevo México y quiere que consuma electricidad 100% renovable. Para ello ha anunciado en este final de enero que ha apostado por Avangrid que se encargará de construir un parque eólico de 166 MW que requerirá una inversión estimada de 150 millones de euros.

Unos días antes, Nike anunció otro gran contrato con Iberdrola para el suministro de 86 MW de energía eólica. La multinacional de calzado y ropa deportiva ya era cliente de la firma española desde 2016 y ahora ha ampliado la potencia contratada para el parque eólico de Karankawa en Texas. El contrato estaría valorado en unos 100 millones de euros.

Y a finales de 2017 se supo también que Google había elegido a la eléctrica española como suministradora de 196 MW de energía renovable procedentes de los parques eólicos Coyote Ridge y Tatanka Ridge, en Dakota del Sur. Todos estos grandes contratos corporativos han sido bajo el modelo PPA, Power Purchase Agreements (PPA) que garantizan la rentabilidad de las instalaciones energéticas en EEUU a largo plazo, lo que ha permitido dar estabilidad a los proyectos e inversiones de Iberdrola.

Foto: Iberdrola

Print Friendly, PDF & Email

Aporta link o información: