BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

“Históricamente, constituye el primer intento por establecer una proporcionalidad entre daño recibido en un crimen y daño producido en el castigo, siendo así el primer límite a la venganza libre. Este principio estuvo vigente para el judaísmo hasta la época talmúdica donde los rabinos determinaron que la pena se transformaría en un resarcimiento económico“, -dice la Wikipedia.

Otro texto relacionado, y francamente interesante para leer estos dias, como decía en este post, es el que Nacho Escolar publica en su blog. Es una reflexión sobre Gaza de enorme calado intelectual. Aunque está comprometido claramente con la paz y contra la injusticia del ataque israelí a Gaza, cierra la puerta a las peligrosas verdades absolutas. Porque en el asunto de Israel y Gaza estas se vuelven de alto voltaje. Honestamente, ni el gobierno de Israel está improvisando una simple defensa, ni Hamás es tan sólo un grupo de resistencia.

Dejo claro, en todo caso, que con Gaza, estoy en la línea de lo que manifestaba Iñaki Gabilondo hace unos días :

“…Hay que redefinir conceptos como el de víctima o verdugo. En el mundo actual todos se proclaman víctimas para, acto seguido, disponer de bula para actuar como verdugos. De ahí se deriva una gran confusión pero siempre servirá como pista el dato más tradicional. Un pueblo enjaulado y en la miseria es más probable que sea víctima que verdugo”…

Hoy, la desproporción de la respuesta Israelí es evidente, sí, y exige que los ciudadanos pidamos con contundencia su fin. Pero hay un problema paralelo, en mi opinión: que ambas partes han perdido por completo el respeto a la vida humana. Han olvidado su significado. Con razones o sin ellas. Porque… ¿es que acaso la defensa de la vida admitía armisticios

Yo busco entender este asunto para tener una posición clara. Mientras tanto voy a tomar las palabras que Martín Varsavsky publicaba en su blog y exigirlas también como normas de comportamiento a mi alrededor. Y sí, también Martín, -en su caso con mucho más valor pues es judio y ciudadano del mundo-, se ha mostrado públicamente en contra de la desproporcionada respuesta de Israel. 

Print Friendly, PDF & Email